El suavizante se usa especialmente para dejar la ropa con una delicada suavidad y brindarle un agradable aroma durante más tiempo. Pueden ser utilizados en todo tipo de ropa.

Modo de empleo:
Diluir previamente 80 ml de suavizante en un poco de agua y agregar en el último ciclo de lavado. Use 160 ml por cada 20 litros de agua  en cada  ciclo de enjuague.

Precauciones:
Manténgase fuera del alcance de los niños. Pueden usarla bajo supervisión de un adulto. En caso de contacto con los ojos, lavar con abundante agua durante 15 minutos. En caso de ingestión accidental, beba abundante agua y consulte a su médico.