La mejor manera de limpiar la estufa

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
limpieza, limpiar, estufa, horno, cocina, desengrasante multiusos, desengrasante members mark, limpiador multiusos desengrasante, desengrasante para cocina, desengrasante limpieza motores, desengrasante para tapiceria, desengrasante manchas aceite, desengrasante manchas grasa, limpia hornos, limpiar horno, limpiador de hornos, liquido limpiador hornos, liquido limpia horno, limpiar horno muy sucio, limpiar bandeja horno, mr musculo horno, limpiar horno vinagre, limpieza de horno, limpiar horno quemado, mr muscle horno, limpiar horno cocina, limpia horno profesional, producto limpiar horno, horno muy sucio, limpia hornos forza, limpiador hornos easy off, easy off limpieza horno, cochambre horno, limpiar cochambre, limpieza de quemadores,
No es necesario explicar la importancia de tener una estufa debidamente aseada, éste es el lugar en el que se preparan la mayoría de los alimentos y por la salud de toda la familia, es completamente necesario mantenerla limpia.

En la mayoría de los hogares se acostumbra fregar la estufa cada tercer día, o un par de veces por semana, pero ¿realmente es suficiente para eliminar la suciedad que se acumula en este lugar? La respuesta es no.

Para mantener nuestro equipo debidamente limpio y desinfectado, además de la limpieza rutinaria, es necesario dedicar un poco más de tiempo periódicamente, para limpiar profundamente, eliminando la grasa y cochambre acumulados y tener así, una vida mucho más saludable.

1.- Prepara el terreno para limpiar tú estufa:

  • Lo primero que debes hacer antes de comenzar a limpiar, es desconectar la estufa y cerrar el paso del gas.
  • Retira todas las piezas que se puedan remover: bandejas, quemadores, rejillas, perillas y manijas, todo lo que se pueda quitar, debe quedar fuera de la estufa, estos elementos deberás colocarlos en la tarja o bien, en algún recipiente con agua caliente. Deja que actúe por algunos minutos, mientras te ocupas del cuerpo de la estufa.

2.- Manos a la obra con tu estufa:

Existen cientos de productos especializados para la limpieza de la estufa, escoge el que más te convenza y lee cuidadosamente las instrucciones; por nuestra parte, te recomendamos utilizar, el desengrasante multiusos de La Avenida de la Limpieza, así como nuestro Limpia Hornos, ya que son productos diseñados especialmente para mantener tu estufa y cocina limpia y en óptimas condiciones. Recuerda utilizar guantes de goma, para prevenir cualquier maltrato a tu piel.

Después de que el limpiador haya hecho efecto por el tiempo recomendado, toma una esponja y talla rigurosamente toda la superficie de la estufa, utiliza una cubeta con agua tibia para ir enjuagando la esponja cada cierto tiempo, repite este proceso hasta que hayas eliminado por completo la grasa y el cochambre acumulados.

Cuando esté tan limpio como lo deseas, seca perfectamente toda la superficie con un trapo seco y limpio.

3.- Regresa a la tarja después de limpiar su estufa:

Toma una por una las piezas que se quedaron remojando (aún con los guantes puestos), y usando el desengrasante multiusos o bien nuestra fórmula limpia hornos, talla intensamente con un cepillo, verás que la grasa se remueve con facilidad, una vez que estén completamente limpias, enjuágalas con abundante agua y colócalas sobre un paño limpio y seco para que se escurran.

Es muy importante esperar a que estén secos por completo antes de volver a instalarlos en su lugar, tómate el tiempo necesario o recurre a otras medidas para asegurar que no quedan rastros de humedad.

4.- Todo a su lugar:

Lo que sigue ahora, es armar de nuevo la estufa, colocar cada manija y hornilla en su lugar; asegúrate de que estén perfectamente instalados y posteriormente, conecta la estufa, para abrir el paso de gas.

Prende las hornillas para verificar que todo funciona correctamente, en caso de que alguna no prenda como de costumbre, retírala y pásale un trapo seco, es probable que aún tenga algo de humedad y por eso no funcione.

Ahora sí, ya tienes una estufa limpia y libre de cochambre, tu familia, te lo agradecerá.